Home » Prólogo

Prólogo

El prólogo ha sido escrito por una gran mujer  de la que poder aprender cada día, un ejemplo y referente personal.

Esta gran mujer es: Irene Villa

 

Prólogo:

 

A este libro que tienes entre manos, hay que recurrir cuando olvidemos, aunque sea momentáneamente, la importancia de sonreír, de estar activos, alegres y de perseguir sueños. Pero también recurrirás a él en otros momentos más optimistas, para confirmar que la pasión, la autoconfianza y el entusiasmo son clave cuando paseas por la senda de la felicidad.

Además hasta los más fuertes emocionalmente y los más optimistas necesitan también alguna vez un empujón que les devuelva las ganas de mirar hacia delante con ilusión y una gran sonrisa. Eso es lo que consigue Pedro en éste, su primer libro, de forma sencilla, directa y eficaz. Es como ese amigo que se interesa por tu salud emocional porque le preocupa el bienestar de todos en general y tu felicidad en particular.

Admiro sus útiles recomendaciones para ayudarnos a todos a mejorar, pero no a modo de profesor o padre, sino como un compañero que quiere que exprimas la vida de la forma más sana, beneficiosa y feliz. Pedro te va a ayudar a creer en ti mismo, a ser el cambio que quieres ver en tu vida, a dejar de vivir lastrado por un pasado que no cambiará o bajo el yugo de un futuro incierto, defendiendo valores imprescindibles en la vida.

También nos enseña a desechar el miedo. Y es que, como siempre he pensado, temer a las dificultades es perder el tiempo. Las adversidades están ahí para enseñarnos algo. Nos sirven para reorganizarnos y progresar. Nos hacen más sabios, más fuertes, más maduros. Encontrar sentido a todo lo que ocurre a nuestro alrededor, con la ayuda de los valores y las fortalezas humanas, supone no rendirse. No perder la ilusión. En la vida siempre hay retos que afrontar. Pero cualquier barrera en la vida, como la de tener una discapacidad por ejemplo, no condiciona ni más ni menos que lo que uno quiera que suponga en su vida.

Pedro nos invita a descubrir y valorar los regalos cotidianos, para disfrutar del momento, y a darnos cuenta del enorme poder que tienen nuestras palabras, el respeto, la humildad, la buena educación… Una sonrisa, por ejemplo, provoca por sí sola un estado de ánimo positivo, además es contagiosa. Cierto que lo verdaderamente necesario no tiene coste alguno porque está dentro de cada uno de nosotros. Son nuestras actitudes positivas las que Pedro quiere que potenciemos para que, no solo persigamos con voluntad y perseverancia nuestros sueños, sino para que, como él dice, “dejemos huella”. Espero pues que consigas sacar lo bueno de nosotros, para que brillemos con más luz y nos hagas más fuertes.

Lo mejor de querer contagiar felicidad es tener la oportunidad de conocer a personas amables, soñadoras, optimistas, solidarias… en definitiva, gente de gran corazón, como Pedro. ¡Enhorabuena!

                                                                                   Irene Villa

                                   Irene Villa

Con Irene Villa y Jordi Nadal en la presentación del libro en Madrid

Con Irene Villa y Jordi Nadal en la presentación del libro en Madrid

Vídeo con mensaje que me envío Irene Villa para la presentación del libro en Valencia:

You must be logged in to post a comment.